Mujeres indígenas alertan sobre incremento de la violencia de género en el continente

Denunciaron que Estados no previenen, sancionan, ni toman medidas eficaces para defender sus vidas y asegurar su desarrollo.

 

Más de treinta organizaciones de mujeres y pueblos indígenas en veintitrés países señalaron que las múltiples dimensiones de las violencias que viven en lo político, social, cultural, económico, físico, psicológico, ambiental y espiritual, son aún invisibles para los Estados.

De acuerdo con el Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas, las agencias de gobierno carecen de información desagregada por género, etnia y edad sobre la implementación de políticas públicas, el acceso a la justicia, y la inversión presupuestaria en la lucha por la eliminación de las violencias en contra de las mujeres indígenas.

A través de una declaración suscrita el sábado al término de su encuentro continental en Ciudad de México, las mujeres indígenas lamentaron ser prescindibles “frente a los intereses económicos y la perspectiva de desarrollo basado en la acumulación, la profundización acelerada del extractivismo y el racismo estructural”.

Las casi trescientas lideresas de base, abogadas, parlamentarias, cineastas y mujeres indígenas de múltiples orígenes y especialidades que participaron en esta cita histórica, denunciaron la estigmatización, persecución, criminalización, asesinato y desaparición de las activistas indígenas que defienden sus territorios ancestrales y recursos naturales.

“A ello, debemos agregar los abusos y violaciones sexuales, misoginia, feminicidios, matrimonio y uniones infantiles, tempranas y forzadas, embarazo infantil adolescente y trata de personas con fines de explotación sexual, que demuestran la interconexión de las múltiples formas de violencias tanto en la dimensión individual como colectiva”, puntualiza su declaración.

Ellas demandaron a los Estados y agencias especializadas a realizar estudios sobre la salud de las mujeres indígenas violentadas por las mineras, las petroleras, las hidroeléctricas, agroindustrias y otros megaproyectos extractivos.

Asimismo, instaron a los Estados a adoptar medidas de reparación histórica individual y colectiva a los pueblos y mujeres indígenas víctimas de violencias, que incluya la restitución, sanación e indemnización, con participación plena y efectiva de las afectadas.

Finalmente, invitaron a la ciudadanía en todos los países de continente a sumarse a las manifestaciones públicas que se organizarán en el marco del Día Internacional de la Mujer Indígena el 05 de septiembre.

Mira el pronunciamiento aquí.